Muertes raras de las estrellas del rock

El informal credo del rocanrol es "vive aprisa y muere joven", y varios talentos brillantes han seguido esta máxima hasta su trágico final.

Por J. Rentilly/Planet Syndication Traducción: Luis Vázquez

lvazquez@notmusa com.mx

Algunos rockeros acaban desgastados física y emocionalmente antes de partir, unos se van en plena gloria y otros meramente desaparecen sin dejar rastro. Hay sobredosis (Joplin, Morrison, Hendrix) y víctimas de la violencia (Marvin Gaye,

John Lennon), accidentes aéreos (Stevie Ray Vaughn, Buddy Holly) y suicidios (Kurt Cobain y Wendy O'Williams) e, incluso, causas naturales (George Harrison, Johny Cash), pero a veces muere una estrella de rock con un cierto brillo que empata con el estilo de vida rebelde, ostentoso y agitado que llevó y que es casi tan legendario como la música que dejó atrás. He aquí algunas de las muertes más extrañas de estrellas de rock en los últimos 10 años.

TUPAC SHAKUR «. NOTORIOUS B.I.G.

También conocido como Biggie Smalls, este artista de la costa Oeste de Estados Unidos era considerado el Marvin Gaye del rap, mientras que Biggie Smalls. de la costa Este era conocido como el Don Corleone del hip-hop. Ambos raperos eran conocidos por su vida de pandilleros, llena de armas, sexo y venganza. Por razones que todavía no son muy claras, surgió una bronca entre este par en 1996, un conflicto que se convirtió en algo grande y. al final, mortal.

JEFF BUCKLEY,

29 de mayo de 1997.

Uno de los músicos y compositores más prolificos. Jeff fue conocido por su excelente voz. que alcanzaba tonos altísimos, y su peculiar estilo al escribir canciones; el califomiano era un espíritu libre al que le gustaba hacer las cosas a su manera. A pesar de la preocupación de sus amigos, a los 30 años de edad se metió a nadar al río Mississippi a la media noche: su cuerpo nunca fue encontrado. Muchos creen que no está realmente muerto. Algo muy curioso; su padre también murió a los 30 años de edad, víctima de una sobredosis.

MICHAEL HUTCHENCE,

22 de noviembre de 1997.

No es buena idea andar desnudo mucho tiempo en la habitación de un hotel, pues se podría cerrar accidentalmente la puerta y dejarte afuera; quizá te sorprenda en traje de Adán la gente de limpieza o. peor aún. podrías ahorcarte con un cinturón. Aunque hubo mucha especulación en torno a que Hutchence estaba experimentando con asfixia autoerótlca o que estaba hasta drogado, ninguna de las versiones resultó ser cierta. Éste fue un clásico suicidio a la "antigüita', derivado de una carrera musical que estaba declinando y una demanda devastadora por la custodia de su hijo entre el ex vocalista de INXS y su novia. Tenía 37 años de edad.

JOHN DENVER,

12 de octubre de 1997.

Es sorprendente ver a cuántos rockeros les atrae la aviación. John Denver. uno de los artistas más aclamados y amados del mundo, piloteó su aeronave de fibra de vidrio y murió precisamente en un accidente aéreo a la edad de 53 años cuando se estrelló en Monterrey Bay. Curiosamente su primer éxito fue leavin' on a Jet Plañe' (Partiendo en un jet).

ROB PILATUS,

2 de abril de 1998.

El fraudulento vocalista de Milli Vanilli -al final se descubrió que ninguno de los dos integrantes del grupo cantaba, sino que usaban pistas- también escogió una habitación de hotel para despedirse de este mundo. Una sobredosis de barbitúricos y cantidades industriales de alcohol acabaron con la vida de este hombre en un hotel de Frankfurt. Después de ser descubierto el fraude que eran estos dos tipos, Pilatus se sumió en una profunda depresión, intentando suicidarse en 1991. En 1998 lo volvió a intentar y esta vez sí logró su objetivo.